APARATO LOCOMOTOR

APARATO LOCOMOTOR
El:

APARATO LOCOMOTOR

Nuestro aparato locomotor es el que nos permite movernos.

El sistema muscular y el sistema esquelético trabajan en conjunto para producir el movimiento de nuestro cuerpo.

Pero, adémas, el aparato locomotor es el soporte de nuestro organismo, nos da la resistencia y estabilidad necesarias para mantener la posición y protege nuestros órganos internos (cerebro, pulmones, corazón, etc).

El aparato locomotor está formado por diferentes órganos:

HUESOS: Mantienen nuestro cuerpo erguido y proporcionan protección a los órganos internos.

Además, nuestro esqueleto actúa como almacén de minerales y contiene la médula ósea, encargada del desarrollo y almacenamiento de las células sanguíneas.

ARTICULACIONES: Son las encargadas de permitir el movimiento. Están formadas por el líquido sinovia, el cartílago y los meniscos.

MÚSCULOS: masas de tejido elástico y resistente que tiran de los huesos cuando nos movemos.

TENDONES: Son bandas de tejido fibroso, resistentes pero flexibles, que unen los músculos a los huesos. Están compuestas por colágeno.

LIGAMENTOS: Son bandas de tejido muy sólido y elástico que unen los huesos con las articulaciones. Están formados por colágeno.

LA OSTEOPOROSIS.

Es una enfermedad ósea que se caracteriza por una disminución de la densidad del tejido óseo y tiene como consecuencia una fragilidad exagerada de los huesos con riesgo de padecer fracturas.

Es la enfermedad ósea más frecuente y su prevención es fundamental para evitar el avance. Para conservar y aumentar la densidad ósea se recomienda un aporte adecuada de determinadas vitaminas y minerales que garantizan no solo el aporte de calcio adecuado sino también que su absorción sea correcta y que se transporte, principalmente, a los huesos para conservarlos fuertes. El calcio es un mineral que a menudo se deposita en las arterias.

En cuanto a las patologías degenerativas, la artrosis u osteoartritis es una enfermedad con alta prevalencia en nuestro tiempo, que genera discapacidad y suele desarrollarse lentamente a lo largo de muchos años. Afecta al cartílago de las articulaciones sinoviales, que se desgasta y puede causar dolor y rigidez en las articulaciones, lo cual termina produciendo dificultades para los desplazamientos y las actividades de la vida diaria, sobre todo en ancianos. Es un dolor diurno, con rigidez matutina, que aumenta con la sobrecarga y bipedestación, y disminuye con el reposo y el movimiento ligero. Puede afectar cualquier articulación, pero ocurre más a menudo en las pequeñas articulaciones de las manos, en la articulación de la base del dedo gordo del pie, caderas, rodillas y la columna vertebral.

Hay suplementos que actúan cómo medidas preventivas para reducir el riesgo de desarrollar osteoartrítis o retrasar su aparición. Aminoácidos de origen vegetal, provenientes de la soja, sulfato de glucosamina, condroitín sulfato, metilsulfonilmetano y ácido hialurónico son suplementos de vital importancia para poder contrarrestar el desgaste diario natural A que están sometidas las articulaciones, ya qué son sustancias naturales que se encuentran en el cartílago. Las vitaminas y minerales también son necesarios para la remineralización y formación de los huesos.

Entre las patologías inflamatorias destaca la artritis reumatoide, una enfermedad crónica, autoimmune, caracterizada por la inflamación de la membrana sinovial de las articulaciones. Sus síntomas son calor, enrojecimiento, hinchazón y dolor en la articulación, con reducción de la movilidad articular. También puede mostrar síntomas generales cómo cansancio, sensación de malestar, fiebre ligera y pérdida de peso. Suele afectar simétricamente a múltiples articulaciones y puede causar daño también cartílagos, huesos, tendones y ligamentos. Eso provoca un importante deterioro de la calidad de vida. Para reducir el dolor y la inflamación se aconsejan plantas antiinflamatorias y analgésicas, y suplementos de ácidos grasos esenciales Omega 3. Harpagofito, escaramujo, boswelia, salvia, cúrcuma y los bifenoles de la oliva son plantas medicinales cuyos principios activos de actúan potenciando sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, lo cual les permite actuar en las distintas etapas del proceso inflamatorio articular. Además, presentan la ventaja de no tener efectos secundarios, por lo que pueden ser una buena alternativa o complemento a los antiinflamatorios convencionales. La membrana de huevo, también es una sustancia natural eficaz y sin efectos secundarios con acción in antiinflamatoria, analgésica y con capacidad de regenerar el cartílago.

Estas plantas también resultan beneficiosas en caso de esguinces y tendinitis. En estos casos la suplementación con silicio orgánico y glicina es importante, ya que contribuyen no solo a prevenir sino también acelerar la recuperación de las lesiones deportivas(contusiones, fracturas, roturas musculares, torceduras, esguinces, tendinitis, etc)

ACTIVIDADES QUE LE SIENTAN BIEN A TU SISTEMA LOCOMOTOR

Caminar: A buen ritmo durante 20 minutos cada día.

Yoga: Para fortalecer la musculatura.

Bailar: Además, mejorarás la coordinación y el equilibrio.

Nadar. En el agua, evitarás que las articulaciones sufran el impacto contra el suelo que suponen otros ejercicios, fortaleciendo los músculos.

ADEMÁS...Mantén una postura correcta en las actividades del día ( al agacharte, al coger peso, frente al ordenador).

ALIMENTOS PARA EL APARATO LOCOMOTOR

PARA UNOS HUESOS FUERTES

Coles, sésamo y tofu que te aportan calcio.

Almendras, legumbres y cereales ricos en fósforo.

Avena, levadura de cerveza y arroz integral te aportan magnesio.

Salmón, sardinas o aceite de hígado de bacalao son fuentes de vitamina D.

ANTIINFLAMATORIOS

Frutas, por su elevado contenido en antioxidantes y otros fitoquímicos.

Frutos secos que contienen ácidos grasos insaturados, fibra y l-arginina.

Aceite de oliva, fuente de ácidos grasos monoinsaturados.

PARA CUIDAR LOS MÚSCULOS

Plátanos, ciruelas, nueces y almendras con potasio para evitar calambres y contracturas.

Espinacas y acelgas, ricas en calcio y hierro, para mantener en buen estado las fibras musculares.

Comentarios

Comentar